Guía de alquiler

 

Es recomendable comenzar a reunir la documentación necesaria .

En la Guía de alquiler encontrará los documentos imprescindibles que debe tener para llevar a cabo el proceso de alquiler a parte del DNI/NIE/Pasaporte y una cuenta bancaria en España con suficientes fondos para cubrir todos los gastos:

Si trabaja para una empresa:

  • Contrato de trabajo.
  • Últimas dos nóminas.

Si trabaja como autónomo:

  • Declaración de la renta
  • Documentación adicional como facturas

Si es dueño de una empresa:

  • Declaración impuesto de sociedades.
  • Escritura de la empresa.

Si es una empresa:

  • Impuesto de sociedades.
  • Declaración de la renta.

Si es un cliente internacional:

  • Declaración de la renta
  • Documentación adicional que permita comprobar su capacidad de pago

 

Pag0 y señal
Cuando ya se ha elegido la propiedad que se ajusta a sus exigencias y se está seguro que se quiere alquilar y habiendo llegado a un acuerdo de condiciones (fecha de entrada, precio, y fianza entre otros), será necesario efectuar la reserva de la misma a través de un depósito conocido como “pago y señal”. El importe equivale a un mes del alquiler, el cual si se llega a cerrar el trato, se abonará a la fianza requerida por el propietario del inmueble o bien a los honorarios de la agencia. También existe la posibilidad de hacer efectiva una pre-reserva desde el momento de la visita, con lo cual se retiraría del mercado y le garantizaría la disponibilidad de la propiedad.

Firma del contrato
Que necesitará: Es en este momento cuando se deberá tener completa y a la mano, la documentación necesaria mencionada anteriormente para llevar a cabo el trámite.
Documentación personal: DNI/NIE/Pasaporte según sea el caso.

Referencias: De manera habitual, LUX HOUSING con el fin de cerciorarse que los inquilinos presentan la capacidad necesaria para cubrir los gastos estipulados, solicita referencias que califiquen su situación financiera dependiendo del tipo de cliente del que se trate. Por ejemplo, contrato de trabajo, nóminas, y declaración de la renta, entre otras.

Fianza: Dependiendo de lo acordado, se deberá pagar al propietario un importe específico como garantía de que una vez finalizado el contrato de arrendamiento, la propiedad se encontrará en las mismas condiciones que cuando se recibió. De ser así, el importe total se regresará al finalizar el contrato de alquiler, de lo contrario si hubiera algún daño o desperfecto, se restarían de la misma.

Aval bancario: En algunas ocasiones el propietario solicita un aval bancario el cual responda en caso de impago del alquiler.

Deja un comentario